5 aspectos de tus taquillas que te diferenciarán de otros gimnasios y clubes

Publicado en: nov 12, 2021

Visto por: 3685

Categorias: Taquillas Gimnasio , Taquillas Fenólicas

Autor Taquillea

Etiquetas: Taquillas Vestuario , Taquillas Gimnasio , Taquillas Fenólicas

En los últimos años, la apertura de gimnasios, clubes y otros establecimientos deportivos ha alcanzado cotas muy elevadas. Si bien el sector tiene todavía mucha capacidad de crecimiento, la competencia para captar clientes es cada vez más feroz.

En esta carrera por las nuevas suscripciones, ofrecer una experiencia de cliente óptima es fundamental. La valoración de un gimnasio o club depende de la calidad percibida por el usuario en cuanto a clases, profesores y resultados obtenidos, a las instalaciones y los servicios adicionales ofrecidos. El empoderamiento del cliente es cada vez más patente en los usuarios de este tipo de instalaciones y demanda más servicio (valor) por sus cuotas. Si no lo haces tú, lo hará la competencia.

Disponer de un servicio de taquillas óptimo para tu gimnasio o club también te diferenciará. Se trata de deleitar hasta en el mínimo detalle. Y, quién, como usuario de gimnasio, no se ha visto defraudado por las taquillas y vestuarios en alguna ocasión. Los ejemplos de estos fiascos e inconvenientes son muy numerosos.

Entre otros ejemplos, nos vienen a la cabeza vestuarios con taquillas pequeñas, donde dejar la ropa de calle es imposible porque sale hecha un higo. También son muy habituales las taquillas de gimnasio donde no cabe un casco de moto o bici. Por no hablar de las taquillas de gimnasio sin ventilación o sin habitáculos separados para ropa y zapatos. Aún quedan incluso taquillas metálicas con puertas medio dobladas, que no generan demasiada confianza.

En cada uno de estos errores existe un ratio de pérdida de clientes. Usuarios que no volverán a tu gimnasio, club o piscina porque no se encuentra cómodo con las taquillas. A continuación, te proponemos 5 consejos para que tus clientes también se sientan satisfechos con el servicio de taquillas que ofreces:

1. Dispón siempre de una taquilla libre.

Dejar una vez sin taquilla a un cliente puede ocurrir, pero si esto pasa recurrentemente, tienes muchas papeletas para que ese cliente no vuelva. En el cálculo de las taquillas necesarias influirán aforo de las instalaciones, previsión de picos de asistencia y distribución de las taquillas entre vestuario femenino y masculino.

2. Adecúa el tamaño de tus taquillas a las necesidades del usuario.

Se pueden elegir taquillas de gimnasio con casilleros de diferentes dimensiones tanto en anchura como en altura. Los casilleros altos (taquillas 1 puerta) permitirán a los usuarios colgar ropa y dejar otros enseres: bolsas de deporte, zapatos, portátil, etc. Sin embargo, estos casilleros suelen desecharse puesto que ocupan mucho espacio.

En los gimnasios o clubes donde necesitan optimizar el espacio de sus vestuarios, se suelen utilizar casilleros de media altura (taquillas 2 o 3). Si bien puede parecer una decisión acertada, los usuarios que necesiten colgar pueden verse defraudados. En estos casos, valora también opciones como las taquillas en L o las taquillas con banco, que ofrecen casilleros con más altura y optimizan espacio.

3. Elige taquillas con sistema de ventilación.

Se trata de aperturas en los paneles delanteros o traseros, que permiten respirar al habitáculo interior. También es aconsejable disponer de zapatero en los bancos que complementan los equipamientos del vestuario. No obstante, ten en cuenta que algunos clientes prefieren dejar todo dentro de la taquilla por seguridad. En aquellas taquillas con altura suficiente (taquillas 1 o 2 puertas) también conviene habilitar un estante adicional, para colocar zapatos u otras pertenencias: cartera, ordenador, bolsa de deporte, reloj, etc.

4. Apuesta por taquillas de materiales higiénicos, como el compacto fenólico.

La higiene es un intangible que el cliente valora y nunca sobra. La limpieza y desinfección deviene crítica en los espacios colectivos. La selección de los materiales de las taquillas es fundamental para esta cuestión.

En este sentido, las taquillas de gimnasio melamina tienen una superficie porosa, que se estropea con la humedad y los productos de limpieza. Por su parte, las taquillas de metal se oxidan, echando a perder toda higiene posible. En cambio, las taquillas de compacto fenólico ni se estropean con los productos de limpieza, ni se oxidan.

El compacto fenólico se caracteriza por atesorar una superficie sin poros, que evita el alojamiento de microbios, virus y bacterias. Esta ausencia de poros se debe a la composición y proceso de prensado y compactación de su núcleo y superficie a alta temperatura. La elevada compactación que se obtiene elimina los poros del material.

5. Refuerza la calidad percibida por tus clientes mediante unas taquillas y vestuarios bonitos.

Gran parte de la reputación de tu gimnasio e instalaciones residirá en la imagen que ofrezcas. Quedarse corto en el aspecto de tus vestuarios será a la larga un error. Las taquillas de gimnasio pueden lucir más o menos, según la selección previa de materiales, combinaciones y acabados que se haya realizado. Las taquillas fabricadas en compacto fenólico presumen de un aspecto premium. Se distinguen la densidad y solidez de sus paneles, que le dan un peso elevado (como la madera noble), un canto negro distinguido y característico así como la calidad de su superficie.

Finalmente, debes tener en cuenta que la adquisición de las taquillas adecuadas para un gimnasio o club no es tanto una cuestión de presupuesto como de asesoramiento previo. En Taquillea te ofrecemos nuestra experiencia y consejo como fabricantes especializados en taquillas fenólicas.